JUL13

¿Tu piscina se llena de invitados ajenos a la comunidad?

Partimos de la base de que esta situación es bastante común y la sufren prácticamente todas las comunidades, en las que los propios propietarios invitan a amigos, familiares y conocidos a la piscina de la comunidad sin respetar el derecho del resto de propietarios, aunque existen determinadas medidas para controlar esta situación en cierta medida.

Lo primero que debemos hacer es comprobar si en nuestra comunidad disponemos de Estatutos en los que se regule dicha situación. En caso de no estar recogido de ninguna forma, no podremos prohibir la entrada de invitados de ningún modo.

En caso de que si figure una regulación sobre el tema en los Estatutos se deberá llevar a cabo la normal tal y como aparezca recogida. Lo más normal es comunicarlo al presidente de la comunidad, para que este haga la labor de intermediario con el propietario que haya incumplido la norma para amonestarle verbalmente.

En caso de que un vecino quiera invitar a un número superior de personas a las permitidas en alguna ocasión puntual, este podrá ponerse en contacto con el presidente para poder solicitar permiso.

En los Estatutos de nuestra comunidad no hay nada al respecto. ¿No se puede hacer nada?

Mientras no figure nada al respecto en los Estatutos no se podrá prohibir la invitación de amigos y familiares al recinto, pero si puede tratar el tema en junta de propietarios, aunque sería necesario que hubiese unanimidad por parte de todos los propietarios para aprobar la norma.

En el caso en que la norma se quiera incluir únicamente en el Reglamento de Régimen Interior de la comunidad tan sólo haría falta cumplir con mayoría simple, aunque la norma adquirirá un peso mayor si figura en los Estatutos.

Una opción por la que optan en muchas comunidades de vecinos con piscina la encontramos en la asignación de tickets limitados por propietario y día. De esta forma cada propietario podrá traer a X invitados como máximo al día y podemos controlar un poco el exceso de personas ajenas, aunque esta solución supone un coste extra para la comunidad, ya que necesitaría de una persona o sistema de control de acceso a la piscina.

Puede visitar nuestro artículo de la semana pasada en el que dábamos algunos consejos para mantener nuestra piscina a punto durante el verano.

*Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | + info